Vino Sansón
Verdades de unas vacaciones inolvidables

No podemos negar que estamos llenos de creatividad, y cuando de vacaciones se trata tenemos tantas formas para celebrar que no nos alcanzaría el día para hablar de cada una. Pero la verdad es que unas buenas vacaciones dependen del ingenio que le imprimas.

Verdad #1: Nada como el factor sorpresa:

¿A quién no le gustan las sorpresas? Pues entonces hay que hacer que cada parte de las vacaciones sea una sorpresa. Desayunos en la cama, un vino al medio día o incluso viajes repentinos, las ideas son demasiadas y no hay tiempo para perder. Si estabas buscando excusas para entregar detalles sin razón alguna y añadirle el factor sorpresa a estas vacaciones, esta es la oportunidad.

 

 

Verdad #2: Lo que sea por los que amas:

En vacaciones no tienes que ser el anfitrión de las celebraciones para ser el que más goce, has aprendido a sentir las alegrías de otros como si fueran tuyas. En los viajes familiares te llena más dar, que recibir. La emoción que sientes al verlos disfrutar, o tu orgullo al verlos montar bici solos por primera vez, todo se convierte en la mejor experiencia, hace que las vacaciones sean el doble de emocionantes.

 

 

Verdad #3: Cualquiera puede ser el alma de la fiesta

Algunas cosas pasaron a un segundo plano: las veces que te escapaste de tu casa, cuando bailabas hasta la madrugada y te reías sin parar con tus amigos, todo se convierte en divertidos recuerdos, pero aceptémoslo, ahora esas memorias son anécdotas que sirven para divertirse con los amigos porque tienes nuevas formas de celebrar, por ejemplo, con un buen vino en casa para disfrutar las horas libres sin ningún afán y con las mejores conversaciones en familia.

 

 

Verdad #4: La rutina no existe en vacaciones

Olvídate de la monotonía, la mejor forma de reinventar las vacaciones es intentando cosas nuevas. Tal vez por el trajín del día a día ya se te había olvidado darte gusto, pero la idea de las vacaciones es vivir emociones intensas, aprender a desaprender innecesarias costumbres y tomarse el término de aventura como un reto personal diario. Sal sin hacer planes, sal de tu zona de confort, las vacaciones de tu vida podrían estar en los lugares donde menos te lo imaginas.

 

 

Ahora es tu turno, sorprende las vacaciones con tu factor sorpresa, ponle emoción a cada momento, celebra al lado de los tuyos y rétate a intentar cosas nuevas.

Otros artículos